AFRONTAR LA INCERTIDUMBRE (Píldora Coaching 3)

Estos días estoy leyendo mucha literatura sobre como afrontar la incertidumbre que estamos viviendo, me han gustado particularmente estos tres puntos aparecidos en el diario expansión:

Entrenar la mente. "La incertidumbre es un estado mental activado por hechos reales (en este caso, por la pandemia). Por eso es importante entrenar la mente de forma adecuada para no dejarnos superar por esos elementos que escapan a nuestro control. Un concepto importante en este entrenamiento es el de toma de conciencia, fijarnos en aquello que puedo hacer yo como individuo: mi actitud, mi aportación y mi capacidad de resistencia".

Lo colectivo. "Y no solo a nivel individual; también como colectivo. La verdadera resiliencia consiste en salir fortalecidos de la crisis. Y hacerlo juntos es la mejor manera. El reflejo de esto lo estamos viendo durante estos días en los balcones de toda España en forma de aplausos, canciones y otras muestras de interacción grupal. ¿Y si al acabar esta crisis trasladamos esa energía grupal a los balcones de nuestras oficinas?".

Positividad. "Mantener una actitud positiva es otra de las claves. Positiva, que no necesariamente optimista. ¿Cómo vamos a ser optimistas ante las muertes o el desplome de la economía? El optimismo necio que cierra los ojos ante la realidad sólo conduce a la frustración y a la irritación social. Lo que sí podemos, y debemos

Me gustaría explicaros que significa entrenar la mente, porque no es un proceso nada fácil,

Ahí va….

ENTRENAR LA MENTE

El rol de un directivo/a deriva del mismo rol al que se enfrenta un guerrero/a. Este debe desenvolverse con absoluto dominio de la situación y con calma frente a las amenazas externas. Al prepararse, un guerrero/a debe poner a punto cuerpo y mente, ya que, si no lo hace, no vivirá mucho. En la batalla ha de permanecer extremadamente atento a los mínimos detalles de su alrededor, a su comportamiento y al de los oponentes, y a la vez mostrarse completamente impasible de cara al exterior. Si tiene un apego excesivo por su vida o si se deja dominar por su ego, va a querer huir, su concentración se dispersará y será destruido, pero si adopta la postura de afrontar el riesgo y aceptar las consecuencias, tendrá muchas más oportunidades de sobrevivir. Es obvio que la mentalidad del guerrero/a es muy parecida a la que debe tener cualquier directivo/a, si quiere permanecer arriba.

Para un Directivo/a cuando llega el momento de afrontar un reto, ha de tener presente que la autoestima y la imagen que tenemos de nosotros mismos van a ser factores que nos van a influir. El ego controla gran parte de nuestro comportamiento y puede influirnos generando pensamientos de abandonar por miedo al fracaso o porque genera unos muros que nos parecen insalvables.

En momentos difíciles es cuando debemos parecernos a un guerrero/a, vamos a ello...

Uno de los objetivos principales de los guerreros es ser cada vez más consciente de la situación, esto significa que el nivel de atención va a ser la clave. La atención es la conciencia agudizada y concentrada, la dirección intencionada de la conciencia. Estar atento significa ser impecable o actuar impecablemente.

La atención, la tenemos que dirigir a obtener conocimiento y poder personal.

Poder personal, se refiere a nuestra habilidad para actuar de forma efectiva, para aventurarnos en las facetas desconocidas del mundo, para explorar y otorgar sentido. Aventurarnos a entrar en lo desconocido, experimentar, y sacar conclusiones de dicha experiencia con el objetivo de aumentar nuestro conocimiento.

Consejo: Nunca has de dirigir tu atención hacia el resultado, porque provoca el desarrollo de expectativas rígidas sobre los movimientos que harás. Si tu objetivo es crecer, céntrate en los procedimientos que tienes que hacer para conseguirlo, ESTABLECE UN PLAN.

Lo que sigue ahora son los contenidos básicos del proceso de entrenamiento mental:

  1. La mejora de las acciones se produce por medio de un proceso que es fundamentalmente de crecimiento, el cual también llamamos aprendizaje. Aprendes mejor concentrando tu atención en la situación (el aquí y ahora),nunca pensando en las consecuencias de un resultado.
  2. La motivación es un ingrediente clave para el desarrollo, y no solo importa la cantidad de esta motivación, sino también la calidad, apartamos toda la motivación derivada del miedo al fracaso y las consecuencias de un determinado resultado.
  3. Hay dos tipos de temores: el real y el imaginario, el primero es saludable, el segundo no. Hay que aprender a diferenciarlos
  4. Ser conscientes de cierta vulnerabilidad es una visión de la realidad útil.

Sobre todo tener presente lo siguiente:

“No sobreviven los más fuertes, sino los que se apoyan”

Autor: Josep Antón Violán, Director VVA Consultants

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

linkedin